martes, 27 de octubre de 2009

Pena

Día de clases, la última en curso, el sol pegando en la ventana con fuerza, el tedio al tope, y pa acabarla la maestra enseñando imágenes de gatos y perritos en el proyector (en ese salón el promedio de edad es por mucho superior a los 5 años y medio, simple aclaración). No conforme con mostrar tonterías gráficas propuso un cuadro comparativo entre el halloween y el día de muertos. - A ver, díganme las variables. Se escucharon opciones como: el orígen, el símbolo, los colores y otras varias. Yo agregué: -Grado de estupidez. Cual si hubiera gritado la peor herejía la maestra exclama: -¡¿QUEÉEE?!, ¿QUÉ DIJISTE?.- Si maestra, ¿qué es mas estúpido? ¿pedir dulces o darle de comer a los muertos?. Entre gritos y estrépito dicha señora ,de la cual por cierto desconozco el nombre me dijo que había caído de su gracia, con ademanes y todo, que por cuanto era una tradición era respetable y que si eres mexicano, tienes que seguir la tradición... literalmente pura basura.

No recuerdo mucho del diálogo, por cierto nada "crítico", pero si recuerdo que me puso a pensar muchas cosas de esas que erizan el vello por que se siente pena ajena. ¿Cómo puede una mujer con esas ideas ganar dinero enseñando tonterías?. ¿Por qué no nos pone a analizar lecturas si la materia se llama Análisis de la lectura?. ¿Por qué las materias de relleno?. Si tanto le importa la tradición, ¿por qué no voluntariamente acepta ser sacrificada en un rito demoniaco como se estila en esos diás solo y tan solo para preservar la tradición?. ¿Por qué la gente no razona?. ¿Por qué seguir tradiciones por más estúpidas que sean?. Por eso México está en la ruina, por eso tenemos el record mundial del mayor período al poder de un solo partido, me imagino que era el partido de tradición...


Siento impotencia, pena, dolor, náuseas, y muchas ganas de decirle lo que pienso a esa "miss" jajaja


Alejandro

martes, 20 de octubre de 2009

lunes, 19 de octubre de 2009

Dormida.



Ayer te vi dormida. Estabas inmune a todo, como si una paz enorme te hubiera inundado. Eras el vivo reflejo de la belleza, de la tranquilidad. Te vi rendida en un mundo incierto y vacilante, rodeada de un ambiente frío, inhóspito, desgarrador.

Dormida estabas. Fue entonces que te recordé como siempre. Sonriente, despreocupada, casual. Tu mundo tenia problemas, sí, mas no había dilema que no se solucionara con una mueca de felicidad. Maquillabas tus defectos con necedades y virtudes, siempre defendiendo tu punto de vista. Sabias como eras, y además te gustabas así. Yo, hasta la fecha, sigo diciendo que fuiste como yo en versión femenina.

Te vi dormida y vinieron a mi mil momentos. Las veces que platicamos hasta el alba, tú y tus Camel, yo y mis estrellas, van a estar conmigo mi vida entera. Tu risa al ver mi ineptitud en los videos de mi infancia sigue retumbando en las paredes de mi cuarto, casi la puedo escuchar. Solía gustarme como me preguntabas que quería de comer y me servias mi plato. Recuerdo bien el día que hicimos nuestra apuesta, y ahora mismo sé que tengo que cumplir mi palabra. Me lastima el recordar cuando planeábamos nuestros días a futuro, los dos a sabiendas que esta ciudad nos limitaba, que había cosas más allá, esperando por nosotros. El pequeño de tu hermano, cuando su juicio se lo permita, sabrá que lleva en sus venas sangre de gente conocida como impresionante, sólo porque faltan palabras para describirla.


Dormías mientras la gente en tu entorno sufría.

Tengo que confesarte que tuve que huir. Mi cobardía no me permitió estar ahí, contemplándote, haciéndome a la idea. Salí con la vista nublada, intentando creer, en vano, que todo era igual, que ibas a despertar. Afuera, vi hipocresía que casi me hace vomitar, o lanzarme gritando improperios y golpeando a la fuente. Mas entonces recordé que solo Él hace el juicio, y tuve que tranquilizar mis impulsos. Miré a las personas que te quieren, y tuve que alejarme más. El destrozo era parte de sus facciones, nadie creía que todo esto fuera real. Sé que lo último que hubieras querido era dejar esos estragos.

Descansabas, y me di cuenta de lo abismal que era tu ausencia. Aún mi mente no concibe que en mi vida no nos volveremos a encontrar. Y es que los kilómetros no eran nada a comparación de esto. Hoy me hacen falta tu risa, tus palabras, tus consejos, tus llamadas. Me falta ese apoyo incondicional que me dabas, aunque yo te respondiera con estupideces, sólo por llamar tu atención. Extraño tu presencia, tus labios suaves, tus pecas en las mejillas, la cicatriz que te recordaba a tu madre, tu nariz pequeña y achatada, cada una de las ocasiones en que me llamabas patán, tu facilidad por hacer mentiras increíbles. Hoy, soy como Sherlock sin Watson.

Te vi dormida en ese lecho con rosas, y supe que un pedazo de mi había muerto contigo. Una fracción de todos los que te queremos partió para acompañarte a donde fuiste. Así como una parte de ti continua viva, conmigo, para hacerme compañía en mis momentos de flaqueza, dándome ánimos y recordándome lo que debo de hacer en cada uno de mis pasos. Una fracción de ti está en el alma de cada persona que te dedicó un trozo de su corazón cuando estabas viva. Hoy mi mejor amiga está muerta, pero vive más que cualquiera de los que respiramos y comemos.

Gracias por el tiempo que me dedicaste. Gracias por cada una de las sonrisas que me dejaste ver. Gracias por la felicidad que compartiste conmigo. Gracias por cada emoción al ver tu número en mi identificador. Gracias por estas y mil cosas más. Gracias, Alejandra Luján.

Pero más gracias a Dios, por cruzar nuestras veredas.





Adrián M.

domingo, 18 de octubre de 2009

¿Por qué?

Porque se me dá, por mis errores, porque los errores no me gustan, porque deje ir la oportunidad, porque las oportunidades se dan 1 vez en la vida, porque la vida es ruin, porque ruines somos todos nosotros, porque gota a gota se llena el vaso, porque este fue el litro que lo hizo derramar, por los días que no se olvidan, por los días que se me olvidaron, por los días que olvidaste, porque los días son breves, porque a veces me parecen infinitos, por mi ignorancia, por la ignorancia, por inocente, por culpable, por la culpa, por su culpa, porque me duele, porque es necesario, porque con tanto porque no encuentro el "¿por qué?", porque podría ser mejor, porque pasa, porque pasó, porque no pasó, por que algunos no pasan precisamente a mejor vida, por los que pasaron a mejor vida, porque esto ya parece sloggan de cerveza, porque se me ocurren las cosas a destiempo, porque si no es ahora ¿cuándo?, por Xavier, por Arturo, por Pancho, por Luján, porque disque limpia el alma, porque hay que hacerlo con los que lo hacen, porque hoy el pueblo decide quien es el próximo en robarse todo lo que este a su mano y lo que no también, por ti, por él, por ella, por que lo que pasa duele, porque lo que nunca pasó también duele, por el sistema, por la incongruencia, porque una cuartilla no basta, porque 100 tampoco lo harían, por el dolor, por la rabia, por la impotencia, por la desesperación, y creo que hasta por la tristeza...

Por eso y por muchas cosas más. Por eso estas lágrimas.

Alejandro

Gracias, de verdad.

Conversando con Adrián llegamos a la disyuntiva:- ¿Hay al menos una mujer que piense?, ¿una que se cultive y pueda mantener buena charla?. Las respuestas de ambos fueron: -Pues mi mamá. Entonces fue que llegamos a la pregunta real: -¿Hay al menos una mujer que piense, que se cultive, y de nuestra edad? Viéndola inexistente agregamos: -y que aparte sea guapa...
Sin hallarle respuesta la pregunta quedó al aire.

A los pocos días Adrián me dijo: - Si hay de esas. Yo respondí: Chot. Pero, ¿quién es?. -Ya la conoces. luego te digo.

Desde que inició nuestro proyecto y antes de eso lo confirmé. Bastaba con leer su opinión, con comentarios que denotan sapiencia, seriedad y vivencias que la llevaron a la madurez. Como alguna vez lo dije: "He notado que solo tus comentarios valen la pena."

Y pensar que eras menor que yo... La vida es muy subjetiva, nadie sabe a ciencia cierta por qué pasan ciertas cosas, pero a fin de cuentas, si algo es seguro es nuestro fin terreno. La pregunta "¿por qué?" pasa a ser trivial.

Hoy desperté y recibí la noticia. No supe ni qué hacer. Lo único que me quedó fue hacer este texto. Dedicado a una mujer inteligente, madura, especial, guapa y un infinito etcétera de virtudes. Esto es para una que sé que conoció la verdad, que la hizo libre y que ahora la experimenta en espíritu propio. Sé que dejaste de ser del estúpido grupo de los empíricos y que tu falta de fe se volvió nula. Sé que no te olvidaremos y que a todos nos marcaste de alguna u otra manera. Sé que las palabras no bastan, sé que ya no sé ni que escribir...

Gracias Alejandra Luján. Hasta luego.


Alejandro

miércoles, 14 de octubre de 2009

Duro de Vivir





La opresión de las autoridades muchas veces es la que orilla a la población a vivir en situaciones precarias e ilegales. Hoy solo pienso Fuck Tha Police!

martes, 13 de octubre de 2009

¿Quién dijo Barrio? Jajaja









Que pena.. jaja.

Buenas!

No sé si lo han notado, pero no hemos escrito nada desde hace ya un buen rato. No crean que ya nos dejamos vencer por lo cotidiano y no escribimos por que perdimos la esperanza o algo así. La neta es que estoy en exámenes, y supongo estudiar. No se lo deseo a nadie, es algo nefasto. Pero lo que si deseo o algo así es que a falta de nuevo "material", chequen las entradas pasadas, las analizen y de paso dejen sus comentarios, ya que ahí es donde nos damos cuenta de que piensan de este concepto, aparte de que está chido saber su opinion. Muchas gracias gente.

Paz



-Alejandro

lunes, 5 de octubre de 2009

Y pa mi que se queda corto... :D

Denle click porque si no, no se ve.
Dios los bendiga.